Centrolenidae Taylor, 1951

Categorización del estado de conservación de los anfibios de la República Argentina

Vaira, Marcos; Akmentins, Mauricio S.; Attademo, Maximiliano; Baldo, Diego; Barrasso, Diego; Barrionuevo, Sebastián; Basso, Néstor; Blotto, Boris; Cairo, Samanta; Cajade, Rodrigo; Céspedez, Jorge; Corbalán, Valeria; Chilote, Paula; Duré, Marta; Falcione, Camila; Ferraro, Daiana; Gutierrez, F. Romina; Ingaramo, María del Rosario; Junges, Celina; Lajmanovich, Rafael; Lescano, Julián N.; Marangoni, Federico; Martinazzo, Liza; Marti, Romina; Moreno, Liliana; Natale, Guillermo S.; Perez Iglesias, Juan Manuel; Peltzer, Paola; Quiroga, Lorena; Rosset, Sergio; Sanabria, Eduardo; Sanchez, Laura; Schaefer, Eduardo; Úbeda, Cármen; Zaracho, Víctor

A más de una década de la primera Lista Roja de herpetofauna propuesta por la Asociación Herpetológica Argentina (Lavilla et al., 2000), se recategorizaron los anfibios a partir de nueva información taxonómica, biogeográfica, bio-ecológica y de modificaciones metodológicas respecto a la evaluación anterior. Mediante la participación de 35 especialistas de toda la Argentina se reevaluaron 175 taxones de anfibios (171 en la anterior) incluyendo 23 taxones nuevos para Argentina y obteniéndose como resultado la inclusión de 51 especies en la Lista Roja (8 En Peligro, 11 Amenazadas, 32 Vulnerables), 21 Insuficientemente Conocidas y 103 No Amenazadas. En relación con la categorización anterior de la AHA, los cambios de categorías han sido: un taxón descendió de las categorías En Peligro a Amenazado, siete taxones descendieron de Amenazados o Vulnerables a Insuficientemente Conocidos y nueve de Insuficientemente Conocidos a No Amenazados. Tres No Amenazados y 10 Insuficientemente Conocidos fueron elevados a distintas categorías de amenaza, nueve taxones Vulnerables fueron elevados a Amenazados, cinco de Vulnerables a En Peligro, y un taxón fue elevado de Amenazado a En Peligro. De 23 taxones no evaluados en el 2000, 16 se ubican en la categoría No Amenazados, tres en Insuficientemente Conocidos y cuatro en Vulnerables. Estas modificaciones son el resultado de: (1) mayor información sistemática, biogeográfica y bio-ecológica disponible para la evaluación, (2) cambios en cuanto a las presiones antrópicas sobre las especies o sus hábitats, (3) modificaciones metodológicas que incluyeron instructivos para aplicar los conceptos, la discusión y consenso entre especialistas y el análisis de las incertidumbres.

Ver más | Ver PDF | PDF